La mirada corta

Imprimir

Nombres propios

. Publicado en La mirada corta

por Raúl O. Artola

Le dijo que amar era poder decir el nombre de la persona amada. Le aclaró que de esa manera el amante demostraba que reconocía al otro como un ser distinto de él, con voluntad e inteligencia propias, que estaba dispuesto a respetar en toda circunstancia.
Era por eso, siguió explicándole, que él la nombraba muy seguido, hasta sin necesidad, por el solo gusto de oír su nombre y para producir en ella los beneficiosos efectos de una aceptación total de su ser, de su autonomía, de su libertad.
Imprimir

Cachorros, pichones y otros animalitos (I)

. Publicado en La mirada corta

Suelo incursionar por lo que ciertos empiristas llaman "vida real" más a menudo de lo que muchos suponen. E incorporo valiosos aprendizajes, de los que quiero dejar un par de testimonios. Después regresaré al mundo libresco que, para los mismos empiristas, pertenece a un orden más o menos esotérico o risible.

Imprimir

Cachorros, pichones y otros animalitos (II)

. Publicado en La mirada corta

Por Raúl O. Artola

La traducción al castellano

Desde hace al menos veinte años padecemos las traducciones de autores extranjeros realizadas en España en un castellano sembrado de modismos peninsulares, como si el destino de las ediciones solo fuera el consumo interno, cuando en la mayor parte de los casos el mercado más importante es el hispanoamericano.